Primero fue la Sanidad, luego la Educación y ahora la VIVIENDA PÚBLICA.

La defensa de las viviendas de protección pública en Madrid

Viviendas de protección pública de Carabanchel

Las viviendas de protección pública de la EMVS se construyeron con el propósito de dar acceso a una vivienda digna a personas que, por sus circunstancias particulares, tuvieran dificultades para acceder a una vivienda en las condiciones del mercado. Estas viviendas se construyeron con fondos públicos, sobre terreno público y su gestión se encomendó a la Empresa Municipal de la Vivienda y Suelo de Madrid (EMVS), que debía otorgarlas de acuerdo a los criterios de acceso establecidos (renta máxima del hogar, cantidad de miembros del grupo familiar, minusvalías, etc.)

Pero desde hace ya unos años, se vienen observando una serie de circunstancias particulares en la gestión del patrimonio público de la Ciudad de Madrid por parte de los sucesivos gobiernos a cargo del Ayuntamiento, que ha llevado a la catastrófica situación actual. En estas circunstancias, que están significando un verdadero expolio de la Sanidad, la Educación, los Servicios Sociales y la Vivienda pública, concurren al mismo tiempo una gestión lamentable de las empresas públicas madrileñas y la intención de desvirtuar la infraestructura pública para otorgar su usufructo a empresas privadas o fondos de inversión (conocidos también como "fondos buitre").

Es así que un grupo de vecinos de las viviendas de protección pública de Madrid nos enteramos a través de los medios de comunicación que el Ayuntamiento de Madrid había vendido los pisos en los que estamos viviendo, nuestros hogares, al fondo buitre Magic Real State Blackstone, 1860 pisos pertenecientes a la EMVS, que serían gestionados por la empresa Fidere, empresa-testaferro del fondo buitre norteamericano, la cara visible de esta especulación inmobiliaria con patrimonio público.

Viviendas de protección pública de Carabanchel

Ante esta situación, los vecinos decidimos presentar batalla, asociándonos para defender lo que por ley nos corresponde, y que es parte del patrimonio de todos los madrileños y todas las madrileñas, las viviendas de protección pública, nuestros hogares. Es así que se dio forma a la Asociación de Afectados y Afectadas por la Venta de Viviendas EMVS (A.A.V.V.E.). A través de ella, hemos presentado una querella criminal, representados por el despacho de abogados de don José Mariano Benítez de Lugo Guillén, con la intención de anular la ilegítima venta de las viviendas públicas al fondo buitre Blackstone, y devolver al patrimonio de los madrileños las viviendas que nos pertenecen.

Es por eso que hacemos también una denuncia pública del drama social que estamos sufriendo, porque no sólo nos echan de nuestros hogares, sino que tampoco se nos ofrece ninguna opción desde ninguna administración. Queremos que todas las organizaciones sociales y políticas dispongan de esta información, para que entre todos podamos frenar esta barbarie.

Gracias.

A.A.V.V.E.